sábado, 30 de mayo de 2020

"SIN TI" (A Rocío)

"Madre e hijo" (1914) Mary Cassatt

SIN TI 
    
Mis brazos,
se quedaron
desnudos
estrechando el aire.

En su hueco vacío...
viven
los recuerdos
del nido
que hacías
buscándote
el sueño.

Arrullo bajito
y susurro
de nana.

Tu cabeza dormida
tranquila
en mi hombro.

Tu figura
volátil,
liviana.

Sueño
transparente
y blanda
ternura.

Sobre mi regazo,
aún permanece
el aroma
de tu piel suave
de tu pelo sedoso
de tu cuerpo
menudo
cálido y mullido.

Y un rumor sonoro
de dulce sonrisa
que dejaron
tus ojos.

Ahora, caminas
tus primeros
pasos.

Desde la distancia...
extiendes las alas.
Yo te observo de lejos
–como las estrellas–

Y contemplo
por una pequeña
y estrecha ventana
tus risas, tus llantos
tus juegos.

Y no me adivinas...

Ni me quieres
mirar...

Y me lanzas
un beso
en el aire mirando
a otra parte.

Gorrión inquieto.

Soledad
en mis brazos.

Yo te miro...y te extraño.

Y mi vida te echa
de menos.

Y en mis huecos
abiertos..
el nido vacío
espera en silencio
que retorne tu vuelo.


(Dedicado con todo mi cariño, a mi nieta Rocío)



María Prieto
Abril 2920

miércoles, 27 de mayo de 2020

"JACARANDAS" (Tríptico de Shadormas)



JACARANDAS

(Tríptico de shadormas)

******************

De mayo
el aire hila
un tenue
aroma
lluvia de jacarandas
por la avenida.

 

******************

Del sol
la luz titila
mis ojos
se tiñen
de añil, rosas o malvas
en claroscuros.

 

******************

Con cielo
de fondo azul
su flor
inunda
jardines recoletos…
semipenumbra.

 

******************

 

Texto y foto:

María Prieto

Mayo 2020

lunes, 25 de mayo de 2020

"SIN HACER RUIDO"


SIN HACER RUIDO

El verano se aproxima con sigilo,
sin hacer ruido,
empujando los instantes invisibles
de una primavera
enlentecida y lánguida.

El estío, va asaltando la plaza,
el aire, los caminos,
los silencios enconados,
los corazones apagados de los árboles...
las esquinas embozadas
de las últimas calles sin gente.

No resuenan los pasos en los jazmines del aire
que proviene de abril,
no hay alegría que explote
soledades,
ni campanas que repiquen
por las cruces de mayo
sin flores encarnadas que adornen
sus altares.
La fiesta y sus colores quedaron desvaídos,
encerrados en el desván
donde se guardan los sueños
entre el polvo acumulado de los años.

Cauteloso, sin alboroto,
el verano avanza en su vanguardia
sin apenas resistencia...
recogiendo los restos esparcidos

que va dejando a su paso
una exangüe primavera sin aroma de nardos,
sin florituras ni alharacas.

Y van quedando atrás
apenas unos trinos que despiertan
el aire dormido, entre flores ya secas de azahar,
apenas unas tímidas amapolas
reverdecidas, solitarias,
meciéndose en los trigales abandonados...
como si no ocurriera nada.

La primavera se declara derrotada
y avanza hacia el final ascendiendo la ladera
de este mes desorientado,
con los geranios refugiados en los patios
viviendo su soledad de claustro.

 

Una primavera en fuga,

que se retira antes de tiempo

y se oculta en el trémulo ramaje

que le impide volar por el cielo

de mañanas

que deambulan sin rozarla.

 

Y se rinde ante un verano, obstinado y prematuro,

con la entereza de los cálidos vientos

que anuncian otros días

que huelen a mar,

a luz, a sol, a nubes azules,

a libertad de cal entre paredes blancas

con las puertas abiertas

a las calendad de julio.

A la vida, en fin, que resurge en su letargo.

 

Un verano,

que huele a brisa fresca

en las noches espléndidas de agosto

repletas de luna y universo

en un firmamento

abarrotado

de brillantes perseidas.

 

Se doblegó la primavera, ante un verano claro

que se declara vencedor.

 

Como si no pasara nada, se irá mayo

y junio…llegará antes de tiempo.

 

Algo se dejó atrás y se perdió para siempre…

en los silencios de abril.


 


Texto y foto:
María Prieto
Mayo 2020

"EN SILENCIO"




EN SILENCIO

Media vida anhelando

escuchar el silencio en un mar de ruido.

 

Media vida

sin oír el silencio a mi alrededor.

 

Y ahora que lo llevo tan dentro

como frasco vacío rodeado de aire

el silencio soy yo.

 

…Y sigo sin oírlo…

Y en mi cristal resuenan sus débiles ecos.

 

- Los ecos de olvido,

desmemoria callada –

 

Y yo aquí…detenida en la tarde

con mi mudo silencio

en mitad de la nada de un frasco vacío.

 

Y anhelo el ruido…


María Prieto
Mayo 2020