jueves, 22 de agosto de 2019

"EL SOL SE QUEDÓ DORMIDO SOBRE EL ATLÁNTICO"

Pintura: "Atardecer en el mar"Jordi Ezquerra 

Y EL SOL SE QUEDÓ DORMIDO SOBRE EL ATLÁNTICO

Riela el sol
sobre la mar
en calma.

Tarde de oro 
en el estío.

Sobre
la balsa azul,
rizan el agua
algunas olas.

Un beso blanco
en la vela
de algún barco.

Aladas,
las gaviotas
de la brisa
dibujan
dulces sueños
en las nubes.

Anaranjado
arrullo
en los espejos
cristalinos.

El tiempo
que se detiene
frágilmente.

Salobres
silencios
vespertinos.

Y sobre
el lecho dorado
del Atlántico,
el sol...
se quedó
dormido.

La luna,
despechada,
se hundió
en el horizonte...

Las estrellas,
al otro lado
se ocultaron.

Y esa tarde...
no tuvo noche.



María Prieto
Julio 2019


martes, 20 de agosto de 2019

"HECHIZO"



HECHIZO

¿Por qué te callas
y te ocultas
tras el oscuro azabache
de tus ojos?

A tu negrura honda, de pozo profundo,
de noche callada, me asomé despacio...

Y tú,

ya no estabas.

-Un rayo de luna marcó tu camino... Deshizo el hechizo-

María Prieto
Agosto 2019

domingo, 18 de agosto de 2019

"UMBRAL"

Foto: Lola González. Aracena.


UMBRAL

Esta tarde,
regresé de nuevo,
como tantas veces ya.

Volví al hogar...
Al viejo umbral
de pizarra desgastada
por los soles infinitos
del estío
y las lluvias torrenciales
del invierno.

Aquel umbral
desfigurado,
hollado por los pasos
y el trasiego;
que, con bordes
ya raídos,
me abría la puerta
al paraíso.

Mi asiento predilecto
de soñar,
en largas tardes
bochornosas de verano,
con la calle enmudecida
y el silencio
escondido en mi mirada.

A mis anchas.

Niña entonces.

Sola y perdida...
entre monólogos de piedra
y fantasías de cartón.

Aquel teatro,
donde yo,
era siempre el público,
el personaje
y el autor.

Allí sentada...con la sombra.
En mi refugio inexpugnable.

Y enfrente...
La otra acera soleada
y transparente
de mi infancia.

Al abrigo de dragones
y de brujas.
De feos hombres del saco
de añejos cuentos
que mi padre me contaba.

Sola.

Inventando...
mil historias de piratas,
de paraguas voladores,
de manzanas encantadas...

El aire,
me aplaudía agradecido
estremeciendo los postigos
de mi casa.

Mi vieja casa.
Mi casa humilde.
Un hogar que ya no existe.

De aquel umbral,
que fue mi asiento favorito,
solo quedan las historias,
los recuerdos...las palabras.

La brisa fresca
de las noches de verano.

Y una nostalgia que rezuma...
ausencias,
lejanías
y distancias.

Quedó atrás,
aquella niña soñadora.

Ya no hay aire que me aplauda.

Pero aún conservo,
en el umbral de mi memoria,
viejos sueños.

Y en mis manos extendidas,
brotan versos...
todavía...


María Prieto
Agosto 2019


jueves, 15 de agosto de 2019

"UN JARDÍN PARA PINTAR" (Dedicado al gran pintor Joaquín Sorolla)

"Jardín de la Casa Sorolla (el primer jardín)" 1919

UN JARDÍN PARA PINTAR
 (Al gran pintor Joaquín Sorolla)

"Todo era azul delante de aquellos ojos y era
verde hasta lo entrañable, dorado hasta muy lejos.
Porque el color hallaba su encarnación primera
dentro de aquellos ojos de frágiles reflejos."

             (Miguel Hernández)

…Y fuiste regalando la vida en tus pinceles
en aquel jardín de ensueño que anhelabas.

Aquel jardín hermoso que pintaste tantas veces
con tus manos generosas, artísticas, cromáticas.

El fulgor del paraíso lo atrapaste
en el patio de la Acequia de la Alhambra.
Y el embrujo de los patios sevillanos
del Alcázar, lo llevaste hasta tu casa.

¡Y esa luz…!
¡Esa luz blanca de tus cuadros que te embriaga!
Esa luz mediterránea de tus ojos.
Brillante. Clara. Alba. Diáfana.

Azules nítidos en el cielo y en el mar...
Luz, color, sol, agua...

Al sol robaste mil matices de bellos claroscuros,
de exquisitas transparencias y reflejos,
de oscuras sombras…de refulgente llama
entre el sonido mágico del agua de las fuentes.

Fluidas, hermosas y serenas pinceladas
se deslizan suavemente por tus lienzos,
manchas que roban el alma
a aquellos tres jardines diferentes.

Entre paletas, caballetes y pinceles
una enredadera abraza
el pedestal de mármol de una estatua.

Hay macetas de geranios en torno al surtidor
que salpica alegremente los rosales
y llena de frescor las blancas calas,
la adelfas y los verdes arrayanes.

Las rosas amarillas aroman dulcemente
la escalera luminosa de la entrada
de azules filigranas sus peldaños,
y en la verja se dibujan
bellas manchas de alhelíes y jazmines.

Entre los arcos y columnas se percibe
la silueta estilizada de un ciprés.

Deslizándose del cuadro sutilmente…
un aroma penetrante a mirto y a naranjo,
a intenso limonero y a laurel.

Un jardín de ensueño el que creaste...

********************************

Y te fuiste con tu hermosa luz, una mañana…
Tu pincel, desmadejado, ya no pinta…

Del rosal amarillo de la entrada,
lánguidamente las rosas se secaron,
no volvieron a brotar.

Luce mustia y apagada, la luz del sol ahora.
y finas lágrimas de agua, el surtidor derrama...

Bajo la galería acristalada de la casa,
el agua de la alberca te añora solitaria.
Hay silencios azules de lirios y jacintos
y entre la hiedra mojada, un suspiro
verde y oculto de narcisos.

Allí, en un rincón, calladamente aguarda sola
tu butaca de mimbre favorita.

(Resuena la ausencia en la arboleda.)

Y en la penumbra de la pérgola apacible,
se respira el elegante perfume de Clotilde.
Y se adivina…su mano entre las flores.

Su gran pamela blanca, olvidada en una silla…

Sobre la mesa redonda permanece
un jarrón con doce eternas rosas rojas...
…y una carta desgastada en la que asoma
una flor prensada y seca, ya amarilla.


María Prieto
Agosto 2019


Pintura: "Jardín de la Casa Sorolla (el primer jardín)" 1919. Casa Museo Joaquín Sorolla. Madrid.
"El rosal amarillo" Joaquín Sorolla.


Según María López, comisaria de la exposición "Un jardín para pintar", un rosal es el protagonista de un cuadro sobre el que versa una leyenda de su amor. "Tras la muerte de Sorolla, dejó de echar flores y, cuando seis años más tarde falleció su mujer, Clotilde, el rosal también murió."

De hecho, hasta hace muy poco tiempo no se había conseguido rebrotar la planta.

sábado, 10 de agosto de 2019

"RECTAS PARALELAS"



RECTAS PARALELAS

Me fui.
Te fuiste.
Nos fuimos.

Por caminos paralelos.

Fuimos rectas.
Sin principios.
Sin finales.
Eternos.
Equidistantes.

Nada fuimos.
Ni tangentes.
(Sin rozarnos)
Ni secantes.
(Sin cruzarnos)

Sin fusionarnos.
Sin mezclarnos.

Un camino al infinito.

Anhelando-nos.
Distanciando-nos.
Vigilando-nos.

Un abismo irrespirable
es ese espacio del plano
entre tu recta y la mía.

(Predeterminado espacio.)

Pero hoy…
mis pasos se giraron
unos ciento ochenta grados.

(Desafiando al destino
se trazó un ángulo llano.)

Y ahora…
soy por fin
la línea sola
que camina
hacia nuevos
horizontes
de un sendero
sin retorno
y aires limpios.

Y ya vamos…

en direcciones
contrarias.

Y en sentido
contrapuesto.
…………………………………..
(No pudimos encontrarnos.

Ahora los puntos
son finales.

No pudimos…
Ya no quiero.)
…………………………………..

María Prieto
Junio 2019
…………………………………..
María Prieto
Junio 2019

jueves, 8 de agosto de 2019

"LO FRÁGIL DE LO EFÍMERO" (Reto de las 9 palabras en Poémame)

Atardecer en el mar de Pierre-Auguste Renoir. 187
LO FRÁGIL DE LO EFÍMERO

Efímero
un destello
de pupila azulada
hiriendo los espejos
de una mañana helada
y transparente.

Efímeras las flores
del almendro
que mueren, sutilmente,
de un roce delicado.

Fugaz la lluvia blanca
de sus lágrimas
de pétalos marchitos,
sobre un cielo mojado,
arborescente.

Efímeros instantes.

Rayos de sol...
atravesando la espesura
de las sombras,
anegándolas de luz.

Fugaces las palabras
de amor, que se diluyen
como un terrón de azúcar,
en el agua nacarada
del olvido.

Fugaz el canto de las aves,
el perfume de una rosa,
el viento que se lleva
mis anhelos...

Que arrastra y difumina
la hermosa paleta de colores
que se abre lentamente
sobre el mar
en el crepúsculo.

Efímero el silencio
que derramo entre mis manos...
como madura espiga
que esparce por la tierra
su preciada semilla.

Tiempo fugaz.

Invisible y fino hilo
de cristal...
del que penden,
frágilmente, 

nuestras vidas.

Reto de las 9 palabras de Enid Isáis en Poémame: espejo, mojado, almendro, espesura, pupila, terrón, paleta, espiga, hilo.


María Prieto
Agosto 2019