sábado, 9 de noviembre de 2019

"SOY UN POEMA MUDO, INACABADO"





SOY UN POEMA MUDO, INACABADO

Hoy solo quiero cobijarme, guarecerme,
entre los musgos y los líquenes azules
de un bosque susurrante de vocablos.
Un bosque de palabras
que cuenten de los hombres,
de las aves, de la música, del aire,
de los árboles, del llanto o la miseria,
del olvido o la memoria…

Y allí,  
entre los versos que cantan el silencio,
busco mi voz
antes que se diluya
en los borrones mojados
de su savia de papel.

Pero mi voz huyó.
Se fue.
Y un hermetismo blanco me corroe
y me deshace el pensamiento.
Me destruye la trinchera, mi solitaria torre de quimeras.

Hace un tiempo ya que la perdí,
que no recuerdo su resonancia clara,
su timbre auténtico y humano. No sé ni dónde la perdí…

(Quizá se fue hacia dentro,
replegada.

Y, vulnerable,
quizá perdió su eco).

Hace ya tiempo
que no se oye entre el runrún del viento,
extraviada en un murmullo de rumores inaudibles
que estremecen un vacío…
amortiguado y blando.

Ese vacío que me rodea desde entonces.
Y no me queda nada que decir.

Y aquí estoy,
sola,
en medio de mi mudez.
En la más absoluta oscuridad callada
de este bosque silente de letras sin palabras.

Mis versos sordos ya no declaman,
no expresan nada. Encierran,
el grito amordazado por el tiempo
y la desesperanza
de encontrarla.

Y sangran de silencio,
sin sosiego.
……………………………..

Sin voz…

Soy un poema mudo,
inacabado.

……………………………..



Texto y fotos:
María Prieto
Noviembre 2019

Fotos: Sierra de Aracena, Huelva.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

"HAY UN TEMBLOR DE PIEDRAS SOBRE EL RÍO"



HAY UN TEMBLOR DE PIEDRAS SOBRE EL RÍO

Hay un temblor
de piedras
sobre el río…

Por el camino,
largos suspiros
pasan lentamente.

- ¿Quién derrama su voz
por la arboleda?

- ¡El tiempo!

El chopo sueña
un sueño amarillo,
evanescente.

-¿Dónde está el viento?

La tarde,
sobrecogida y muda,
se llena de silencio.

-¿Y la vida…?

El alma se estremece
entre el follaje
y el olvido.

Y como pájaros huyendo…
mi corazón al aire
en el crepúsculo se abre.




Texto y foto:
María Prieto
Noviembre 2019

Foto: Río Múrtiga. Sierra de Aracena. Huelva.